jueves, 27 de abril de 2017

DUREZA DE LAS CLÍNICAS QUE PRETENDEN "CURAR" LA HOMOSEXUALIDAD EN ECUADOR


La fotógrafa Paola Paredes recrea en su serie Until You Change los brutales tratamientos y los traumas que viven los "pacientes" de las clínicas para "sanar" a homosexuales y trans en Ecuador.

Aunque nos parezca mentira y descabellado, fue tan solo a finales de los 70 cuando la homosexualidad dejó de diagnosticarse como enfermedad para muchas organizaciones psiquiátricas. Durante muchas décadas, fue tratada como una patología grave que requería salvajes y crueles métodos para "curar" a los pacientes, entre los que se incluían descargas eléctricas, castración química y hasta lobotomías.

Aunque gran parte de estas instituciones han desaparecido, muchos grupos religiosos alrededor del mundo mantienen instalaciones para “adictos” en donde estas prácticas aún continúan realizándose, en un esfuerzo por lograr la normalización de la heterosexualidad forzada en personas homosexuales y transexuales. De acuerdo con la fotógrafa ecuatoriana Paola Paredes, su país es un ejemplo fiel de que las clínicas de conversión todavía existen.

Para su serie Until You Change, Paola hizo ua investigación a fondo. No solo entrevistó a varias mujeres que habían sido víctimas de abusos en estos sitios (que las obligan a llevar maquillaje para ser “mujeres de verdad” y que además son violadas “correctivamente”), sino que visitó una de estas instalaciones buscando más información, llevando una cámara escondida.

Ya que documentar la clínica verdadera era muy peligroso y poner a sus colaboradoras como modelos era hacerlas revivir un trauma innecesario, Paola decidió ser ella misma la protagonista de las fotos. Escogiendo con cuidado las locaciones y contando con la ayuda de directores y escenógrafos teatrales, la fotógrafa recreó lo que se vive en estos centros inhumanos, en donde el amor y la aceptación de las familias se desvanece con cada tortura en nombre de la heteronormatividad social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario